Cómo vender la vivienda familiar tras el divorcio?

Cuando una relación de pareja termina con una sentencia de divorcio que adjudica la vivienda familiar a uno de los cónyuges se producen situaciones difíciles y desagradables sobre todo cuando uno de ellos se ve obligado a salir de la casa, tiene que seguir costeando los gastos de la hipoteca y de la comunidad y encima tiene que soportar el pago de un alquiler para procurarse un lugar en el que residir.

¿Qué ocurre con la vivienda familiar, si tras la ruptura matrimonial no se puede seguir haciendo frente a los gastos de la propiedad y los cónyuges alcanzan el acuerdo de ponerla a la venta?

Los cónyuges convienen vender la vivienda que ha servido de vivienda conyugal asumiendo mientras se produce la enajenación del bien el gasto del crédito hipotecario , el seguro de vivienda y el ibi  por mitades.

Si existe acuerdo entre los esposos  para vender la casa tras el divorcio, suele ser habitual y aconsejable dejar recogidos en el convenio regulador de la separación o divorcio  los términos de la venta de la vivienda conyugal  tales como  el precio máximo y mínimo de venta, posibles rebajas en el precio, posibilidad de alquiler para el caso de que se no se produzca la venta de la casa en el tiempo que se estime por ambos de común acuerdo asunción de los gastos de mantenimiento y suministro etc.

Mi ex quiere quedarse en domicilio familiar hasta que se produzca la venta?

Resulta muy común que el cónyuge que sale de la casa familiar tenga que buscar una solución de vivienda que le supone a su vez un desembolso de cantidades importante y además tenga que seguir pagando su mitad de la hipoteca para evitar impagos que  puedan  ocasionar recargos, intereses y apremios.

En estos supuestos empieza a ser muy habitual que los tribunales impongan al cónyuge que continúa residiendo en el domicilio conyugal la obligación de abonar al que se ve obligado a salir de la casa una cantidad en concepto de alquiler; además se le impone la obligación de asumir los gastos de suministros a aquel cónyuge que continúa en el uso de la casa, pudiendo en algunos casos establecer un plazo máximo de ocupación  que suele coincidir con el momento en que se solicite la liquidación de la sociedad de gananciales. 

Me quiero quedar la casa después del divorcio

Uno de los cónyuges se adjudica la vivienda:

A) Adjudicación de la propiedad en la liquidación de la sociedad de gananciales:

Se plasma en el mismo convenio regulador de divorcio o separación intentando que esa adjudicaciókn esté exenta de tributación. (para ello se evitarán los excesos de adjudicación).

B) Adjudicación  de la propiedad mediante escritura pública de extinción del condominio:

En el caso de que el bien esté gravado con una hipoteca se especificará claramente en la escritura qué cónyuge asumirá el pago de la misma, teniendo siempre en cuenta que en el supuesto de que la entidad bancaria no aceptase liberar del préstamo al cónyuge que no se adjudica el bien, los acuerdos entre particulares no serán oponibles frente a terceros.

La escritura de extinción del condominio no libera al prestatario de sus obligaciones crediticias, por ello siempre es recomendable llevar a cabo esta escritura con el conocimiento de la entidad bancaria e intentar que aquel cónyuge que no se va a adjudicar la propiedad quede exonerado del pago del préstamo. en muchos casos las entidades hipotecantes no lo aceptan y ello puede dar lugar a muchos problemas.

Si tienes problemas con tu hipoteca quizás también te interesa consultar con nuestros expertos en reclamaciones de hipotecas.

Mi ex y yo no estamos de acuerdo en cuanto a la venta de la casa tras el divorcio

Cuando no existe acuerdo entre los cónyuges para vender o adjudicarse  la casa y hay que interponer la actio communi dividundo. En estos casos la casa crresponde a los  litigantes en copropiedad y, siendo indivisible el bien , uno de ellos decide interponer una demanda de división de la cosa común para conseguir vender en pública subasta,  o bien para adjudicarse la finca uno de los condueños, percibiendo los propietarios las cantidades del precio obtenido en la subasta  en proporción a su cuota dominical. 

Si además hay hijos frutos de esta relación quizás también pueda interesarte nuestros artículo “custodia compartida y vivienda familiar”.

Si todavía no estás en contacto con profesionales del derecho te aconsejamos que realices tu primera consulta a los mejores abogados en materia de divorcio de Logroño.

Tienes más preguntas? 

No dudes en hacernos una consulta gratuita por teléfono o escribenos haciendo clic en el icono que aparece a continuación. Si te encuentras en Logroño puedes pasar por nuestras oficinas y te atenderemos en persona

MBM Abogadas Logroño

Tfno.: 941241411

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)